En el Post de ayer os comenté que tenía una sorpresa, así que os cuento como surgió. El domingo dado que amaneció un día espléndido, nos fuimos a la Plaza del Salvador a tomarnos unas cervecitas y aprovechar el solazo que hacía sentados en las escaleras de la iglesia. Para los que no seáis de Sevilla … Continúa leyendo